Subscribe
Follow
placeholder
Photo by Jakob Owens 

Tulum: hogar de las tortugas marinas

React

¿Sabías que cada año las playas del Caribe Mexicano son el lugar de nacimiento de miles de tortugas marinas?

Photo by Mitch Lensink
Photo by Mitch Lensink

Cuatro de las siete especies de tortugas marinas que existen en el planeta son mexicanas: Boba o Caguama (Caretta caretta), Carey (Eretmochelys imbricata), Verde (Chelonia mydas) y Laúd (Dermochelys coriacea). Año tras año, entre los meses de mayo y noviembre llegan las hembras a las playas del Caribe, incluyendo Tulum, a depositar sus huevos de donde habrán de emerger hasta más de 100 tortuguitas, dependiendo de la especie. Justo ahora celebramos esta maravilla de la naturaleza con datos que seguro no conocías de este fantástico reptil:

1. Las tortugas vuelven a donde nacieron

Las llamadas tortugas bobas, conocida comúnmente como Caguama, realizan un recorrido fascinante en migraciones por el océano y después, se orientan gracias a los campos magnéticos de la Tierra para llegar al lugar preciso en donde nacieron. Pero no todas lo hacen, las hembras siempre regresan a la misma playa donde nacieron a poner sus huevos mientras que los machos sólo pisan la arena de la playa al nacer, una vez que entran al mar jamás vuelven a salir, viven y mueren en al mar.

Photo by Jakob Owens 
Photo by Jakob Owens

2. ¿Macho o hembra?

El sexo de una tortuga marina no está determinado por los cromosomas, sino por la temperatura del nido en donde son colocados los huevos; si es más cálida serán hembras, si es más fría, serán machos, si se encuentran en un ambiente templado nacerán en cantidades similares.

Photo by Adolfo Felix
Photo by Adolfo Felix

3. Son seres solidarios

Una vez que el nido está completo la madre nunca vuelve a él, por lo que es tarea de las crías valerse por sí mismas y salir hacia el agua. Cuando las primeras crías de tortugas marinas salen de sus huevos, ayudan a las demás a liberarse y salir. Luego, andan en grupo para evitar mayores peligros.

Photo by Ricardo Braham
Photo by Ricardo Braham

4. ¿Cómo respiran?

Las tortugas marinas tienen pulmones y necesitan respirar en la superficie de vez en cuando. Lo interesante es que, según su actividad pueden permanecer sin respirar hasta 8 horas si están durmiendo o quietas bajo el agua, esto debido a que pueden inhalar en un solo esfuerzo grandes cantidades de aire permitiéndose así largos períodos de inmersión.

Photo by Cedric Frixon
Photo by Cedric Frixon

5. La más grande

Las tortugas marinas pueden alcanzar desde 150 y hasta 200 años de vida, algunas llegan a pesar hasta 600 kilogramos. La más grande es la tortuga Laúd, que puede alcanzar el tamaño de un auto pequeño con sus aletas delanteras de 2 metros.

Photo by Jakob Owens 
Photo by Jakob Owens

En la actualidad, todas las tortugas marinas están en peligro de extinción debido entre otras cosas a que solamente una de cada 100 llega a edad reproductiva. Debemos recordar que es responsabilidad de todos nosotros cuidarlas y ayudar a su conservación.

Photo by Jakob Owens 
Photo by Jakob Owens

Si tienes la suerte de encontrar una madre anidando en la noche o de ver un nacimiento no uses flash de la cámara ni linternas, evita interferir en este proceso natural.  No intentes tocarlas ni bloquear su paso, si salen de sus nidos permite que lleguen libres al mar.

Recuerda siempre que al lugar al que llegues debe quedar sin ninguna evidencia de que estuviste ahí. No dejes basura o plásticos en la playa y llévate la que encuentres. Y lo más importante: No compres tortuguitas, huevos o carne de esta especie, en México es un delito.

Disfrutar de las maravillas de la naturaleza de manera responsable y cuidando al medio ambiente es un paso para crear un México más Sustentable.

 

Author: Ramiro Muñoz